Selmer VARITONE

 

En nuestro viaje a Japón el pasado mes de noviembre, además de elegir saxofones con Nacho Gascón en Forestone, visitar la fábrica de Yanagisawa, o tomar te con Mr.Ishimori, nos dio para callejear y visitar tiendas de música, conociendo un poquito más de la cultura nipona reflejada en el comercio musical.

Son varios los tudeles de saxofones Mark VI en los que se observa un pequeño «remiendo» tapando lo que algún día parece que fue un agujero. Los instrumentos que tienen esta pequeña «tara» son obviamente menos valorados por el mercado ya que han sufrido una importante herida de guerra que no todos los cirujanos – luthiers – supieron curarla con la misma eficacia. En la calle se comenta «quién pudo hacer esta aberración», «qué delito» pero vamos a tratar de ponernos en contexto histórico y poder enlazar este tema con el viaje a Japón.

 

 

Corrían los años 60, el estallido del rock y pop inglés por todo el mundo hacía que casi todos los jóvenes de esa generación quisieran tocar una guitarra eléctrica. Formaciones como «The Beatles», The Rolling Stones» o «The Who» saltaban a escena con muchísimos fans. Todo apuntaba que iba a haber un antes y un después en todos los sectores de la industria musical, y no por ello también la del mercado de instrumentos musicales y sus accesorios conectados a la red eléctrica.

 

Selmer, tratando de retener su público y ofreciéndoles la posibilidad de contar con un gadget electrónico en su saxofón, creó el VARITONE.

 

Se trata de un sistema de modulación de timbre y amplificación de sonido, contando para ello con un micrófono insertado en el tudel cableado hasta una interface situada en el protector de los graves de la campana que finaliza en un amplificador a modo de guitarra eléctrica. Y cual fue la sorpresa, ¡encontrarnos uno en Tokyo en estado original! salido de la cápsula del tiempo, allí por 1967. Por ello son Mark VI con números de serie que transcurren entre el 130xxx y el 150xxx aproximadamente. Se vendía todo el pack, saxofón y VARITONE por unos 1300 dólares americanos de la época. También cabe decir que se instalaba en los barriletes de los clarinetes o las cabezas de flauta.

Así se anunciaba en periódicos y revistas:

 

y aquí unas fotos de lo que pudimos encontrar en nuestro viaje a Japón:

 

 

En este video demo podéis conocer un poquito más del VARITONE interpretado por Kunikazu Tanaka. Para que os hagáis una idea, los parámetros que se pueden controlar en la interface colocada en la campana del saxofón, son:

Tres ruedas que controlan: volumen, echo (una especie de reverb) e intensidad del octavador (1 octava más grave)

Cuatro interruptores para activar o desactivar: trémolo, filtro de agudos, filtro de medios y filtro de graves.

 

 

 

En los 90′ se vuelve a experimentar con pedales de efectos en el saxofón, grupos como Bloomdaddies se convirtieron en unos auténticos maestros de la movida, Chris Cheek y Seamus Blake llevaban pedales, racks, y una energía incombustible. Digamos que el Varitone fue el abuelo de esta estética de modular los sonidos de un saxofón. Llibert Fortuny conoce de buena tinta todos estos artilugios y posibilidades que ofrece la tecnología a su música.

Ser artista de Selmer en aquella época tenía unos deberes por parte del músico, y utilizar el VARITONE en grabaciones para sellos como Implulse también se acontecieron. Aquí un par de portadas de Clark Terry y Sonny Stitt donde el Varitone tiene plena visibilidad! .

 

 

Michael Brecker, junto a su hermano Randy dieron un paso más en la evolución de la llamada Fusión, o Jazz-rock, y su formación “The Becker Brothers” utilizaron un sin fin de sintetizadores, pedales de modulación tímbrica, EWI, etz..y claro está, el VARITONE comenzó siendo el primero de toda la fila. Aquí podéis escuchar a Michael en 1978 con un Varitone en acción:

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Los mejores artículos sobre el mundo del Saxo

Síguenos en nuestra newsletter y te enviaremos todo el contenido que publiquemos sobre el mundo del Saxo!

Recibirás un email para confirmar tu suscripción. Acepta las condiciones y quedarás suscrito a Sax On!

Pin It on Pinterest

Share This