Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo
Soprano Yamaha YSS-62R purple logo

Soprano Yamaha YSS-62R purple logo

¿Quieres que te avisemos cuando vuelva a haber stock?

Le enviaremos un correo electrónico una vez que el producto esté disponible. Su dirección de correo electrónico no se compartirá con nadie más.
Pago

Payments

Precios exclusivos online

Descripción

Soprano Yamaha YSS-62R

En la época en que Yamaha colocaba su logo con tinta de color púrpura, la línea 62 era «tope de gama», comparable a los  actuales modelos «Custom» (875EX, 82Z, etc)

A su vez, los sopranos construídos en una sola pieza pero con tudel curvado son muy buscados, ya que se han hecho muy pocas unidades de este modelo.

Su máximo exponente ha sido sin duda el gran Wayne Shorter, quien lo utilizó en el período dorado con Weather Report

Fabricado en Japón, este instrumento conserva buena parte de su laca original, y su hermoso timbre permanece intacto

Detalles del producto

Acerca de Yamaha

El fundador de Yamaha, Torakusu Yamaha, todo un emprendedor de su tiempo, reflejó el despertar tecnológico y de apertura al mundo que Japón experimentó con el cambio del siglo XIX al XX en el desarrollo empresarial.  

Criado en lo que hoy es la Prefectura de Wakayama, Yamaha recibió una educación inusual para su tiempo por parte de su padre, un samurái topógrafo con intereses en astronomía y mecánica, que contaba en su casa con una biblioteca extraordinaria.

Entre sus primeros trabajos destacaron: reparación de relojes, de equipos médicos y quirúrgicos. Debido al aislamiento de su área, una escuela de la ciudad le pidió en 1887 que reparara el órgano tubular Mason & Hamlin, fabricado en EE. UU. Al ver el potencial comercial del instrumento en Japón, Yamaha produjo su propia versión del órgano al cabo de un año y luego estableció un nuevo negocio en Hamasatsu para fabricar órganos para escuelas primarias japonesas. 

Las tradiciones musicales occidentales interesaron al gobierno japonés, que fomentó y atendió el creciente entusiasmo por su cultura. Si bien la educación técnica de Yamaha le permitió fabricar un producto, la inversión del gobierno en infraestructura le permitió crear un negocio. Para la fabricación del órgano, Yamaha utilizó métodos modernos de producción en masa y para 1889 empleaba a 100 personas y producía 250 órganos por año.

Durante la década de 1890, el piano vertical superó al órgano de tubos en popularidad en las casas de los USA (menor coste) y Yamaha vio rápidamente el potencial de este mercado. La expansión a los pianos requirió más investigación, por lo que el Ministerio de Educación de Japón patrocinó una gira de Yamaha por los Estados Unidos en 1899. Debía estudiar la fabricación de pianos y establecer contacto con los proveedores de los materiales necesarios para producir pianos en Japón. Al cabo de un año produjo su primer piano. Los encargos gubernamentales e institucionales fueron las primeros en completarse, incluidos algunas unidades para el Ministerio de Educación. En 1902, con materiales estadounidenses y tecnología alemana, Nippon Gakki (actual compañía de Yamaha) presentó su primer piano de cola. 

El emblema de Yamaha: un conjunto de tres diapasones usados para afinar instrumentos musicales, data de 1898 y ha sido la imagen de sus logotipos.  Estos tres diapasones tienen un significado particular para cada uno de los productos de esta gran corporación. En el área de instrumentos musicales significan los tres elementos esenciales de la música: melodía, armonía y ritmo.

El espíritu emprendedor de Yamaha continuó sin descanso, y a pesar de la muerte de su fundador, la empresa continuó expandiéndose hasta nuestros días, siendo por todos conocida su increíble diversificación: instrumentos de banda y orquesta, guitarras, baterías, teclados y pianos eléctricos, motores, electrónica, motos, lanchas… convirtiéndose en una de las mayores empresas a nivel mundial. Y todo comenzó con un joven que reparaba relojes...

Reviews (0)

No reviews

Acerca de Yamaha

El fundador de Yamaha, Torakusu Yamaha, todo un emprendedor de su tiempo, reflejó el despertar tecnológico y de apertura al mundo que Japón experimentó con el cambio del siglo XIX al XX en el desarrollo empresarial.  

Criado en lo que hoy es la Prefectura de Wakayama, Yamaha recibió una educación inusual para su tiempo por parte de su padre, un samurái topógrafo con intereses en astronomía y mecánica, que contaba en su casa con una biblioteca extraordinaria.

Entre sus primeros trabajos destacaron: reparación de relojes, de equipos médicos y quirúrgicos. Debido al aislamiento de su área, una escuela de la ciudad le pidió en 1887 que reparara el órgano tubular Mason & Hamlin, fabricado en EE. UU. Al ver el potencial comercial del instrumento en Japón, Yamaha produjo su propia versión del órgano al cabo de un año y luego estableció un nuevo negocio en Hamasatsu para fabricar órganos para escuelas primarias japonesas. 

Las tradiciones musicales occidentales interesaron al gobierno japonés, que fomentó y atendió el creciente entusiasmo por su cultura. Si bien la educación técnica de Yamaha le permitió fabricar un producto, la inversión del gobierno en infraestructura le permitió crear un negocio. Para la fabricación del órgano, Yamaha utilizó métodos modernos de producción en masa y para 1889 empleaba a 100 personas y producía 250 órganos por año.

Durante la década de 1890, el piano vertical superó al órgano de tubos en popularidad en las casas de los USA (menor coste) y Yamaha vio rápidamente el potencial de este mercado. La expansión a los pianos requirió más investigación, por lo que el Ministerio de Educación de Japón patrocinó una gira de Yamaha por los Estados Unidos en 1899. Debía estudiar la fabricación de pianos y establecer contacto con los proveedores de los materiales necesarios para producir pianos en Japón. Al cabo de un año produjo su primer piano. Los encargos gubernamentales e institucionales fueron las primeros en completarse, incluidos algunas unidades para el Ministerio de Educación. En 1902, con materiales estadounidenses y tecnología alemana, Nippon Gakki (actual compañía de Yamaha) presentó su primer piano de cola. 

El emblema de Yamaha: un conjunto de tres diapasones usados para afinar instrumentos musicales, data de 1898 y ha sido la imagen de sus logotipos.  Estos tres diapasones tienen un significado particular para cada uno de los productos de esta gran corporación. En el área de instrumentos musicales significan los tres elementos esenciales de la música: melodía, armonía y ritmo.

El espíritu emprendedor de Yamaha continuó sin descanso, y a pesar de la muerte de su fundador, la empresa continuó expandiéndose hasta nuestros días, siendo por todos conocida su increíble diversificación: instrumentos de banda y orquesta, guitarras, baterías, teclados y pianos eléctricos, motores, electrónica, motos, lanchas… convirtiéndose en una de las mayores empresas a nivel mundial. Y todo comenzó con un joven que reparaba relojes...

Product added to compare.