restauración completa de un saxofón

El muerto vivo, la restauración completa de un saxofón

 

En la vida te encuentras con altibajos constantes, nosotros estamos en esos momentos donde la razón no existe y tomar una decisión correcta es lo que puede hacer que tu herramienta de trabajo o tu herramienta de escape diario te ayude en tu camino de superación.

Es por eso, por lo que para nosotros es un placer hacer que tu instrumento vuelva a la vida y que tu puedas darlo todo con él.

 

No importa que sean pequeñas o grandes intervenciones, para tu instrumento siempre deberías consultar a un profesional especializado del que tengas referencias, para no sufrir un problema como el del instrumento que hemos tenido en nuestro taller.

 

Las redes sociales están inundadas de farsantes, gente sin escrúpulos ni respeto al oficio y menos a tu instrumento, los cursillos de reparación de 1 a 4 semanas no sirven para que alguien se pueda dedicar a este trabajo, apenas son conocimientos básicos, y practicar con instrumentos ajenos y además cobrar por ello es atroz.

Puestos en situación, nos ha tocado lidiar con un destrozo de los que ya hemos anticipado y nada menos que en un ¡Selmer LargeBore! lo que nos ha obligado a la restauración completa de un saxofón.

Nos encontramos con piezas reemplazadas, como el botón para pulsar la llave de G#, donde la intención fue buena, pero con un trabajo de soldadura que ni un aprendiz haría peor. También muy dañados los soportes de los bumpers que insonorizan el rebote de las llaves de los graves, al que no le faltaba una pata le faltaba las dos, así que los fieltros se aguantaban solo con el pegamento.

 

Uno de los peores trabajos que he visto en mi vida en el receiver, una parte tan importante por la conexión entre el tudel y el cuerpo de saxo, donde debemos no solo asegurar que no haya fugas sino que el agarre sea perfecto y así producir la menor cantidad de turbulencias en el retorno del aire a esa zona.

 

El protector inferior del codo había sido reemplazado quedando peor que el anterior, con cientos de cicatrices producidas por desbaste de lima y piedra con algún tipo de torno manual. Llaves perforadas de lado a lado para realizar orificios y roscas nuevas para los muelles planos. Los rollers encasquillados y con marcas de pinzas; además con el agravante de que al mecanismo le fue quitada la plata al igual que al resto del instrumento, pero los rollers y muchos tornillos y llaves no fueron desmontados para realizar ese proceso, en el que se utiliza una electrólisis inversa con ácidos, tanto rollers como tornillería quedaron gravemente afectados.

El paisaje era desolador por donde lo mirases, los botones de madre perla reemplazados por botones plásticos chinos, zapatillas chinas pintadas de negro para simular “calidad” y vale la pena aclarar que no depende del color de la zapatilla la calidad de esta.

 

El mecanismo había sido ajustado con teflón puesto en los extremos y que además intentaron estirar con pinzas inadecuadas y con técnicas supuestamente aprendidas en el cursillo de una marca de instrumentos reconocidos mundialmente, cosa que dudo bastante.

 

¿Y cómo se realiza la restauración completa de un saxofón?

 

Nuestra intervención tuvo – por fuerza de lo explicado – que ser muy profunda y nos supuso:

  1. Reemplazar nuevamente el protector
  2. Tapar agujeros
  3. Fabricar soportes de Bumpers
  4. Fabricar Receiver siguiendo las medidas y forma del original
  5. Reemplazar y adaptar tornillos de pivot Selmer originales para todo el saxofón y reemplazar la totalidad de los ejes
  6. Poner botones de nácar originales
  7. Montar Rollers nuevos
  8. Enderezar protectores y re-soldarlos en su lugar
  9. Rectificar chimeneas que en teoría estaban rectificadas
  10. Soldar chimeneas rajadas
  11. Montar muelles nuevos en todo el instrumento
  12. Alinear palancas de los graves

Es decir, dejar el instrumento en condiciones originales.

Además, para poder dejar el tenon del tudel en estado óptimo quitando todas las marcas fabricamos una herramienta a medida especial, para así poder mantener al máximo las piezas originales, que creemos que es lo que más respeta una auténtica restauración.

Este trabajo nos ha hecho sentir muy felices realizando una tarea muy satisfactoria para otro músico más que se lo merece.

Os dejamos con un vídeo donde veréis todo el proceso y que, por supuesto va acompañado de una canción que hace justicia al trabajo, que por supuesto es “El muerto vivo”, creemos que habiendo superado la etapa de crisis ya podemos tomarlo con un poco de humor.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Los mejores artículos sobre el mundo del Saxo

Síguenos en nuestra newsletter y te enviaremos todo el contenido que publiquemos sobre el mundo del Saxo!

Recibirás un email para confirmar tu suscripción. Acepta las condiciones y quedarás suscrito a Sax On!

Pin It on Pinterest

Share This