Celebrando su próximo aniversario, 101 años!

En el mundo del saxofón, son muchas las marcas que tienen ya una vida longeva. Todas aquellas que fabricaban instrumentos o accesorios entre los años 1940 y 1960 formaron parte de una etapa culmen en el mundo del jazz, rock, blues…equipando a los grandes saxofonistas con sus herramientas de trabajo, aquellas que ahora se venden como “vintage”, y donde el precio sólo puede quedar regulado por el mercado de la oferta y la demanda.

La mayor parte de estos fabricantes que siguen hoy en día vendiendo sus productos (como nuevos modelos) deben de tirarse las manos a la cabeza cuando observan cómo un saxofón o boquilla de su propia marca fabricada 40 o 50 años atrás pueda costar incluso 10 veces más al precio de una actual, así que ya sea debido a estrategias de marketing o de inspiración en el pasado para nuevos productos, casi todas las marcas lanzan reediciones de sus propios productos antiguos, unas veces con mayor éxito que otras.

Hoy vamos a tratar de la compañía Babbitt, fundada en 1919, ya cumplido su aniversario y camino de su segundo siglo de historia!

Jesse James Babbitt trabajaba en la fábrica de Buescher cuando decidió abrir su propio negocio en el garaje de su casa en Elkhart, Indiana. Todavía la compañía sigue de luto por la muerte de su último propietario hace solo un par de semanas.

J J Babbitt tuvo su explendor en boquillas tanto para saxofón alto como tenor. Meyer Bross o Meyer NY fueron la elección de la gran mayoría de los saxofonistas altos de la época, mientras que los intérpretes del saxo tenor escogían el archiconocido modelo Florida de Otto Link. Los nuevos modelos que han sacado al mercado para su 100 aniversario mantienen el mismo nombre que las ediciones vintage: “Meyer New York” y “Otto Link Florida”

Hemos realizado para vosotros dos comparativas de estas boquillas con las actuales boquillas Meyer de pasta y Otto Link Super Tone Master que puedas encontrar en una tienda. Para ello, y en sintonía con la época, hemos elegido dos baladas clásicas de la orquesta de Duke Ellington, «Day Dream» y «Sophisticated Lady». 

En este primer video en particular, Miguel Fernández interpreta en saxo tenor la melodía de «Sophisticated Lady» con las boquillas Otto Link Super Tone Master y Otto Link Florida 100 aniversario. Cada una de las secciones tratan de explorar diferentes registros de octavas para poder atender a un comportamiento más detallado entre las dos boquillas. El comienzo en el registro medio-grave de la primera A de la melodía con la boquilla Otto Link Super Tone Master nos muestra un timbre cálido, sosegado y elegante, mientras que el nuevo modelo Florida nos transporta a un mundo sonoro más afilado y “rabioso”, con mayor volumen y presencia. La repetición de esta A una octava más aguda da pie para analizar otro aspecto importante de comparar: la articulación. En el caso de la Super Tone Master una articulación menos definida, que se convierte en precisa y rápida en el caso de la Florida, y por ello también en mayor facilidad de emisión de los sobreagudos en esta última. Llegamos al puente de la balada; donde exploramos el registro grave del instrumento que a nuestra escucha parece más lleno con la Super Tone Master que la Florida, y por último despedimos la melodía con la reexposición de la A final, para reflejar que la boquilla actual (Super Tone Master) es más “smoky” (suena más aire para aquellos que gusten de un estilo Ben Webster) que la reedición 100 aniversario de Florida.

En el segundo vídeo, Eduardo Introcaso interpreta en saxo alto la melodía de «Day Dream» (Billy Strayhorn) siendo Johnny Hodges su principal intérprete cada una de las noches que actuaba la orquesta de Duke, con la boquillas Meyer Standard y Meyer NY 100 aniversario. Básicamente podréis escuchar un trading comenzando con la boquilla Meyer de ebonita estándar,  la cual refleja una tímbrica ligeramente más aérea o mediosa que la reedición de la Meyer NY, ganando esta última en solidez, con una tímbrica más compacta. Las dos boquillas ofrecen una agradecida flexibilidad a la hora de articular o realizar glissandos, con el control de la afinación más férreo por parte del intérprete. Por último comentar que el modelo NY tiene una mayor proyección cuando se escucha en directo, siendo el modelo tradicional más aterciopelado en distancias cortas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Los mejores artículos sobre el mundo del Saxo

Síguenos en nuestra newsletter y te enviaremos todo el contenido que publiquemos sobre el mundo del Saxo!

Recibirás un email para confirmar tu suscripción. Acepta las condiciones y quedarás suscrito a Sax On!

Pin It on Pinterest

Share This