Muchas veces nos encontramos con llaves muy desgastadas en saxofones muy tocados, eso a veces sucede por el sudor del músico o porque a lo largo de los años el desgaste natural del laton en el uso diario ya produce sus efectos corrosivos. 

Aquí un ejemplo muy típico en las llaves de C y Eb que podemos solucionar sin problemas. 

Se puede apreciar en estas dos primeras fotos como

El desgaste en casi 80 años ha dejado el tornillo que soporta el roller en el aire. 

 Aquí ya lo hemos reparado y sin rastros. 

A tocar 80 años más!!!!

Pin It on Pinterest

Share This