Quizá no todos sean conscientes de la importancia que tiene limpiar y secar bien el instrumento después de tocar.
Aquí no sólo queremos mostrar el antes y el después en un proceso de restauración y cambio completo de zapatillas, corchos, fieltros, aceites, tratamientos a la madera, olguras en mecanismo etc; sino que poco a poco nuestros clientes se den cuenta que el hábito de limpiar y secar bien su instrumento hará que la vida útil del mismo sea mayor.

La saliva de las personas entre otros componentes posee una gran cantidad de calcio, que al ser humano le ayuda a conservar mejor sus dientes, pero a los instrumentos le pueden producir grandes problemas.

Una acumulación excesiva de calcio en las boquillas o tudeles de nuestros instrumentos puede no solo traer problemas de afinación sino que a la larga también puede ocasionar corrosión en las soldaduras donde se producirán pequeños poros y micro fugas que poco a poco irán en aumento. Cuando nos demos cuenta de lo que está pasando ya será muy tarde y el problema será de gran envergadura.

Las zapatillas repletas de calcio se endurecen y se deforman, dejando de tapar correctamente y limitando su durabilidad.

Aquí unos ejemplos de limpiezas realizadas en trabajos de restauración.

Bass clarinet Buffet Crampon Prestige 
  
  

Alto saxophone Selmer MK VI

  

  
  
  

Pin It on Pinterest

Share This